La gestión de las emociones en la interpretación biosanitaria

La gestión de las emociones siempre ha sido uno de los aspectos a los cuales se le ha restado importancia en la interpretación y creo que se debería insistir en ello desde el principio en la formación del intérprete.

¿Qué entendemos por «emoción»? Montañés (2005) la define como «una experiencia afectiva en cierta medida agradable o desagradable, que supone una cualidad fenomenológica característica y que compromete tres sistemas de respuesta: cognitivo-subjetivo, conductual-expresivo y fisiológico-adaptativo», una definición muy acertada desde mi punto de vista.

De la misma manera que en los estudios de interpretación se ayuda a trabajar bajo una situación de estrés para intentar normalizarla en la medida de lo posible, se debería hacer lo propio con la gestión de las emociones. No hablo del estrés que pueda padecer un intérprete durante un discurso, este aspecto ya se suele trabajar en el aula, sino de la reacción que tiene este último cuando se encuentra cara a cara con una situación totalmente desconocida y chocante como puede ser un hombre desangrándose, ser testigo de una situación injusta en la que no se respetan los derechos humanos, una operación un tanto sangrienta, dos interlocutores gritándole al intérprete porque están enfadados y en vez de dirigirse a la otra persona se dirigen a él, que un paciente le enseñe al intérprete la foto de su hijo que haya nacido muerto y un largo, triste y real etcétera. En definitiva, me estoy refiriendo a situaciones que tienen más que ver con la gestión de las emociones desde el punto de vista «humano» que con la gestión del estrés de un intérprete antes de entrar a cabina. Como es lógico, son situaciones inesperadas y el ser humano puede reaccionar de forma muy distinta frente a una misma situación:unnamed

  • Hay muchas personas que suelen desmayarse cuando ven sangre.
  • A otras les viene la risa nerviosa.
  • Otras no pueden evitar derramar una lágrima de la emoción.
  • Hay gente que tiene crisis de ansiedad.
  • También hay quien puede (tener ganas de) salir corriendo. Yo diría que es un caso un poco extremo y que pocos intérpretes podrían llegar a este punto pero nunca se sabe.
  • Hay gente que muestra signos de agresividad, de malhumor o de ira.
  • Otras personas se quedan paralizadas y son incapaces de articular palabra o de reaccionar.
  • Afortunadamente, no siempre es así y hay quien sale del paso de la mejor forma posible permaneciendo siempre profesional y luego lo exterioriza por otro lado.

Por desgracia, no siempre se da la última opción porque nadie nos ha preparado para enfrentarnos a situaciones extremas o porque no sabemos qué deberíamos hacer en determinadas situaciones. De hecho, según Fidalgo (y cito textualmente):

Del 10-25 % de las personas permanecen unidas y en calma, estudian un plan de acción y posibilidades.

 El 75 % manifiesta conducta desordenada, desconcierto.

Del 10-25 % muestran confusión, ansiedad, paralización, gritos histéricos y pánico.

¿Qué podemos hacer frente a esta situación para poder seguir adelante en nuestra interpretación?

Por muy lógico que parezca, aconsejo siempre lo mismo: intentar siempre separarse del contexto y limitarse a interpretar. Bien es cierto que no siempre es posible porque seguimos siendo humanos y no máquinas, por lo que, inevitablemente, tenemos emociones y no siempre es fácil controlarlas. ¿Qué sucede si somos testigos de una injusticia? Dependiendo de los casos, creo que ahí entra en juego la ética de cada uno. Habrá quien prefiera intervenir y quien prefiera limitarse a hacer su trabajo (también hay quien interviene sin darse cuenta, como este caso de los intérpretes de Naciones Unidas que tuvo bastante repercusión en su momento).

Para ir terminando, he aquí algunas claves que pueden ayudarnos a sobrellevar estos momentos que pueden llegar a desestabilizarnos en un determinado momento de nuestro trabajo:

  • Intentar no reaccionar al estallido emocional del momento y tratar de controlar.
  • Intentar identificar la emoción o sensación que se está experimentando.
  • Intentar separarse de la situación y no dejarse llevar por ella.
  • Intentar no actuar impulsivamente y tomarse unos segundos para reaccionar.
  • Respirar profundo.
  • Pensar en algo positivo o intentar recordar algo agradable.
  • Enfrentarse al fin a la situación.

unnamed-2

Son muchos pasos que se reducen a unos pocos segundos en la realidad, por lo que sería conveniente tenerlos interiorizados y así saber cómo reaccionar.

Como broche final, añado unos vídeos que podrán ayudar a comprender qué pasa por nuestra cabeza en estos casos y así prepararnos para las situaciones más críticas:

  • Reconocer y gestionar las cuatro emociones básicas del ser humanoMarcelo Antoni —abogado, terapeuta, Postgraduado en Psicoterapia Cognitivo-Social por la Universidad de Barcelona y en Coaching para Gestaltistas, miembro de la Asociación Española de Terapia Gestalt y de la Federación Española de Asociaciones de Psicoterapeutas— y Jorge Zentner —escritor, guionista y terapeuta—, ambos autores de «Las cuatro emociones básicas» de Herder Editorial.

Y vosotros, ¿habéis presenciado situaciones críticas o extremas desde el punto de vista humano en alguna interpretación? ¿Cómo reaccionasteis en su momento?

Anuncios

Carta abierta de una intérprete

Estimado organizador de eventos/jefe de proyecto:

Te escribo esta carta para pedirte que, en el próximo acto que organices, no contrates a personas sin formación en interpretación o incluso a impostores que acaban siendo el foco de la prensa internacional y que, a cambio, contrates un servicio de interpretación profesional.

2013_12_11__19_19_interprete

Para darte unas simples pinceladas de mi profesión, me limitaré a mencionar algunas dificultades de las que creo que no eres consciente (muy probablemente porque nadie te las haya explicado):

  • La interpretación requiere una alta capacidad de concentración. De hecho, la simultánea está catalogada como una de las actividades que más concentración requiere (comparable a la de un piloto de avión).
  • Hay que tener en cuenta que no solo estamos pronunciando un discurso en un idioma diferente del que escuchamos sino que, además, se activan varios procesos a la vez: comprensión del discurso, memoria y producción.
  • A todo esto, si se trata de un tema técnico, el intérprete debe conocer los términos utilizados por los oradores. Para ello, necesita horas, incluso días, de preparación. Te pido que, como organizador del acto que eres, tengas en cuenta que el intérprete no suele estar especializado en la terminología que se va a tratar y sería conveniente que le enviaras la documentación para poder preparar la interpretación. De esta manera, la comunicación será mucho más fluida y los asistentes de tu reunión, congreso o rueda de prensa ni siquiera notarán que hay un intermediario de por medio.
  • El intérprete debe gestionar el estrés del momento y las emociones del discurso que está escuchando y pronunciando (por ejemplo, en casos muy duros y extremos).

Como una imagen (en este caso, un vídeo) vale más que mil palabras y argumentaciones, te dejo que juzgues tú mismo si vale la pena ahorrar en este tipo de servicios.

«El intérprete (¡que no traductor!) más nervioso de la Champions»:

Mi intención no es la de regodearme en el pobre chico, que ya bastante mal lo pasó en su momento, sino la de mostrarte lo que pasa cuando no se contrata a un profesional. Es obvio que este muchacho no tenía ninguna formación en interpretación (un intérprete no hubiese respondido con un «no me da tiempo a tomar notas») y que el nivel de francés era un poco regular (¿quién, con un mínimo de nivel en francés diría «respondu» para traducir «respondido»?). «Tecnicismos» aparte, no habría estado de más si la organización se hubiese preocupado un poco más por contratar a un profesional con un mínimo de formación lingüística y en interpretación.

Otro caso bastante sonado fue el intérprete de lengua de signos en el funeral de Nelson Mandela:

Todavía no me explico cómo pudo colarse un impostor en el funeral… ¡y que nadie se diera cuenta! Si la organización le hubiese dado la importancia que tiene a la profesión, esto no habría sucedido puesto que la selección del intérprete se habría llevado a cabo de forma mucho más meticulosa. Hablando de impostores, este incidente me recuerda también a la red de los traductores falsos de árabe en Barcelona (artículo de 2010), échale un vistazo.

Ahora bien, quienes trabajáis con intérpretes también debéis comprender que no siempre son infalibles y creo que no estaría de más que lo tuvieseis en cuenta durante vuestras intervenciones. Además de los oradores que van a toda velocidad, hay quien se permite el lujo de dejar en evidencia al intérprete delante de las cámaras. Hablo de casos como el de Mourinho o de Simeone.

Si bien es cierto que, en estos casos, los entrenadores tenían razón, tampoco se trata de ponérselo difícil al intérprete dejándolo en evidencia. Se podría haber repetido el mensaje y todo habría quedado en un malentendido. Te menciono esto último simplemente para que se lo comentes al orador si tienes la oportunidad de hablar con él la próxima vez.

No me quiero extender demasiado en este último punto pero me parece una lástima que solo salga a relucir el trabajo del intérprete en caso de problemas en la comunicación. Y ya no solo eso sino que la noticia solo se centre en el error. Sé que ahí no tienes mucho que ver porque es más bien cosa de la prensa, pero creo que no está de más que lo sepas. Es obvio que, en caso de error de comunicación durante una rueda de prensa (por poner un ejemplo), se culpe al intérprete pero tampoco estaría de más tener en cuenta que ha estado interpretando durante la última hora solo (la interpretación es bastante cansada y por ello siempre se pide que, en el caso de la interpretación simultánea, haya dos intérpretes) y que no tiene por qué haberlo hecho mal durante este tiempo. Imagino que te estarás haciendo una idea pero hago referencia a la intérprete de Obama que tanto fue criticada en su momento.

Por desgracia, son situaciones que pueden ocurrir en momentos de mucho estrés, de mucha concentración y en las que no es fácil ser preciso durante todo el discurso. Por si no lo sabías, este caso fue bastante mediático puesto que el presidente de los Estados Unidos hacía una clara referencia a la situación tan delicada en la que se encuentra España con respecto al movimiento independentista de Cataluña. En otro contexto, es muy posible que este matiz hubiese pasado desapercibido. Por ello, también tienes que tener en cuenta que otra de las dificultades de la interpretación es estar siempre informado de la actualidad mundial.

Tras haber leído esta breve carta, ¿sigues convencido de que la labor del intérprete no tiene importancia? ¿Por qué no te animas y contratas a un profesional en tu próxima conferencia/rueda de prensa/reunión/acto?

Atentamente,

Laeticia Abihssira

Intérprete ES<>FR

10 recursos en línea y gratuitos para la práctica de la interpretación

Todos sabemos que, como en muchas de las disciplinas, la práctica es mucho más importante que la simple teoría. Este es el caso de la interpretación. De hecho, muchos de mis alumnos me suelen preguntar dónde pueden encontrar discursos para practicar en casa, por lo que esta entrada va dedicada a ellos y a todos aquellos que queráis practicar con discursos adaptados y reales.

lightbulb-keyboard

1. El primer recurso que recomiendo es el repositorio de la Comisión Europea. Me parece un recurso especialmente útil puesto que tiene diferentes niveles y está adaptado a las distintas modalidades de interpretación.

2. Otro recurso que recomiendo es Speechpool. En él, cualquiera puede subir discursos para que otros puedan practicar con ellos. Es muy interactivo y tiene hasta cinco dificultades.

3. Linkterpreting es un recurso dedicado a la interpretación de enlace y contiene ejercicios de distinta índole para trabajar diferentes habilidades como la concentración, la improvisación, la memoria y muchas otras que siempre son bienvenidas (incluso diría que necesarias) en interpretación.

4. El proyecto MAICS contiene recursos para trabajar las diferentes modalidades de interpretación en francés, inglés y español.

5. Interpretaweb es otra página que contiene más ejercicios de cifras, memorización y más para practicar la interpretación simultánea (inglés-español).

6. Una página que me gusta mucho (para la preparación de intérpretes de conferencias) es la del Parlamento Europeo en la que podréis sentiros intérpretes del Parlamento por un día (¡o más!) y enfrentaros a discursos reales.

7. También podéis seguir los acontecimientos de la Comisión Europea en directo e interpretar en casa al mismo tiempo.

8. Si lo vuestro no es el ámbito europeo sino las Naciones Unidas, tranquilos. En esta página, también podréis seguir y practicar discursos en simultánea en casa.

9. Un recurso que también me gusta especialmente es el banco de discursos en inglés, que incluye la transcripción de sus discursos.

10. También cabe mencionar los discursos de la Casa Blanca, del presidente de la Federación de Rusia, del presidente de la República francesa o del presidente de la República italiana. Eso, en cuanto a discursos de personalidades extranjeras; pero si queremos practicar inversas, también poder echar mano de la videoteca de Moncloa.

Y, aunque dije al principio que la práctica es más importante que la teoría (en este ámbito), os dejo la bibliografía que ha recopilado AICE y que me parece más que interesante, ¡que la disfrutéis!