Barbaridades muy bárbaras

Puesto que el primer cuatrimestre ya pasó y que mis alumnos aprendieron de sus errores, he decidido recopilar todas aquellas barbaridades que escribieron en algún momento (sobre todo a principios de curso, parece que estos meses de trabajo dieron sus frutos, o eso quisiera yo pensar) en un documento y compartirlas, con la finalidad de que no se vuelvan a repetir nunca más (es un objetivo un tanto ambicioso, pero la esperanza es lo último que se pierde). Así que, sin más dilación, ¡allá van!

images

Barbaridad en francés inferida de su traducción al español o al inglés

Propuesta de traducción correcta con respecto a la intención de comunicación del alumno

Il se marche.

Se marcha.

Il s’en va.

Cette picture est une manche rouge dans un fond blanche.

Este cuadro es una mancha roja sobre un fondo blanco.

Ce tableau est une tache rouge sur un fond blanc.

Garden

Jardín

Jardin

Infirme / infierme

Enfermo

Malade

Cost

Costar

Coûter

Solo

Solo

Seul

Museum

Museo

Musée

Il le meuve pour l’enseigner la segnal.

Lo mueve para enseñarle la señal.

Il le bouge pour lui montrer la signalisation.

Au commence,

Al principio,

Au début,

Difruter

 

Disfrutar

Profiter

Monstrer

Mostrar

Montrer

L’homme dicapite se sit en un chaire à roulant.

El hombre discapacitado se sienta en una silla de ruedas.

L’homme handicapé s’assoit sur une chaise roulante.

Parer

Pararse

S’arrêter

 Depuis

Después

Après

Suit

Traje

Tailleur

En el

En el

Dans le

Le principe

El principio

Le début

L’homme dans la sille est très ségure.

El hombre en la silla está muy seguro.

L’homme qui est sur la chaise est très sûr.

L’otre rier au peau.

El otro se ríe un poco.

L’autre rigole un peu.

Énamorer

Enamorarse

Tomber amoureux.

Quand la fonction commence…

Cuando empieza la función…

Quand la représentation commence…

Cartes

Cartas (correo postal)

Lettres

Il est habillé comme un arbolé.

Está vestido como un árbol.

Il est habillé comme un arbre.

Tout le monde mirée il rarément.

Todo el mundo lo miraba raro.

Tout le monde le regardait bizarrement.

L’escenaire, le stage

El escenario

La scène

Performer à un arbre

Hacer el papel de árbol

Jouer le rôle d’un arbre

Un asis

Un asiento

Une place, un siège

Minusvalé

Minusválido

Un handicapé

Église d’arbre

Disfrazado de árbol

Déguisé en arbre

La duration

Duración

La durée

Ils parlent de ses pensaments sur les goûtes d’une femme.

Hablan de lo que piensan sobre los gustos de una mujer.

Ils parlent de leur avis sur les goûts d’une femme.

Phote

Foto

Une photo

Billete

Billete

Un ticket

Se marcher

Marcharse

Bouger, partir

Envier

Enviar

Envoyer

Premier,

Primero,

Tout d’abord, en premier lieu…

L’unique chose

Lo único / la única cosa

La seule chose

L’élengantité

La elegancia

L’élégance

Il le respond.

Él le responde.

Il lui répond.

Conquister

Conquistar

Conquérir, draguer

Designes animés

Dibujos animados

Dessins animés

Ouvre de chef

¿?

Chef d’œuvre

Les quatre chaisons de Vivaldi

Las cuatro estaciones de Vivaldi

Les quatre saisons de Vivaldi

Oficine

Oficina

Bureau

Orquestré touche musique classique

La orquesta toca música clásica

L’orchestre joue de la musique classique

Sorprendu

Sorprendido

Supris

Ce genre de musique est préféré pour l’homme roulant.

¿?

L’homme sur une chaise roulante préfère ce genre de musique.

Servidora cuando lee estas barbaridades.

Servidora cuando lee estas barbaridades.

Anuncios

15 comentarios en “Barbaridades muy bárbaras

  1. Bel I. Arbor dijo:

    Muy buena y divertida entrada. No sé si se dirá como indicas en Suiza, Bélgica o Luxemburgo; pero, por si acaso, me gustaría aclarar que, según mi formación y mis estancias en Francia, silla de ruedas es “fauteuil roulant” y “tailleur” se refiere únicamente al traje de señora (si es de hombre, se dice “costume” o “costume cravate” si también lleva corbata). ¡Un saludo! 🙂

    • Laeticia Abihssira dijo:

      Digamos que «fauteuil roulant» es mucho más formal que «chaise roulante», que se utiliza de forma más coloquial.

      Con respecto a «tailleur», efectivamente, se trata de un traje de señora y no de hombre. Lo que pasa es que el alumno escribió «suit» (traje de hombre en inglés) para hacer referencia al traje de una señora. Supongo que de ahí viene tu comentario. 🙂

      ¡Un saludo y gracias por el comentario! 🙂

  2. Manuela Pardo dijo:

    Hola Laeticia.

    He leído tu entrada y creo que el fin que expones publicando los fallos de tus alumnos (que estos errores no se vuelvan a cometer) no es del todo cierto, puesto que veo más dicha entrada como una forma de reírte de los fallos de los chicos de tus clases de francés (que no olvidemos que, si dan clase, es porque no conocen aún el idioma, por lo tanto fallar es lo más normal). A partir de esto, pienso que los fallos deberían quedar como una mera anécdota, pues quizás hagas sentir mal a algún alumno que lea tu blog y piense que, por tener ese error, ya es un ignorante.

    Esto es una interpretación personal, ahora bien, sigo tu blog y me gusta tu forma de escribir. Sin embargo, quizás te falta en ocasiones un poco de humildad, pues no todos tenemos la suerte de ser bilingües y conocer a la perfección dos lenguas.

    Un saludo.

    • Laeticia Abihssira dijo:

      Buenas tardes, Manuela:

      Muchas gracias por tu fidelidad al blog y por tu comentario.

      En ningún momento la intención ha sido «reírse» de los fallos de unos alumnos, sino todo lo contrario. Es evidente que si están al otro lado del pupitre, significa que están ahí para aprender. En didáctica, hay una corriente a favor del aprendizaje a partir del error que afirma que el alumno asimila mucho mejor el contenido de la materia a partir de sus propios fallos más que a partir de una clase magistral, por ejemplo. El objetivo de esta entrada es recopilar una serie de errores que se han cometido y que no deberían volver a repetirse precisamente porque saben en qué han fallado. Como verás, no he mencionado a qué centro pertenecen, su curso o sus nombres, lo cual sí que estimaría una falta de respeto hacia ellos, porque además, se trata de alumnos de diferentes cursos.

      De la misma forma que existen listas de «falsos amigos» y errores en los que suelen caer los aprendientes de una lengua, he considerado oportuno publicar una lista de todo lo que me ido encontrando a lo largo de meses de trabajo con el fin de que no se vuelva a repetir.

      En cuanto a tu comentario sobre la humildad, permíteme opinar que está fuera de lugar: si un profesional de la lengua no puede corregir los fallos que ve por la calle (¡cuántos comentarios sobre carteles mal escritos he visto!) o en nuestro día a día, ¡apaga y vámonos! No es cuestión de ser bilingüe o de conocer a la perfección dos lenguas (creo que la «perfección», en cuanto al dominio de un idioma se refiere, es una idea un tanto ambiciosa, pero entiendo lo que me quieres decir), sino simplemente de corregir lo incorrecto, de la misma manera que me corregían mis profesores o me corrigen mis compañeros a día de hoy.

      «Errare humanum est», ¿no? Lo importante es saber identificar los errores para no volver a caer en ellos, tal era la intención de esta entrada.

      Un saludo.

      Laeticia

    • Alberto Cabrerizo dijo:

      Precisamente por esa suerte que tiene de ser bilingüe, nadie mejor que ella para ilustrar a los que no sabemos francés sobre este tipo de errores. Y tampoco está ridiculizando a nadie, puesto que no da nombres; te invito a que eches un vistazo en internet o en cualquier librería a las múltiples antologías del disparate que se han recopilado a partir de errores como estos. ¿Es eso ridiculizar a alguien? En absoluto, es simplemente una recopilación de fallos que ayudan a mucha gente a no cometerlos.

      ¿Falta de humildad? ¿Es que acaso ahora tenemos que pedir perdón por lo que sepamos y lo que dejemos de saber? ¿Es que si alguien tiene la capacidad para ilustrarnos sobre este tipo de fallos, por muy bilingüe que sea (suerte que tiene), tiene que morderse la lengua para que no le acusen de «soberbio»? Creo que en este país confundimos la falta de humildad con la sapiencia y los conocimientos que nos sirven como base para poder enseñar cosas que es posible que los demás no sepan. Si eso es falta de humildad, pues por mi parte que siga teniéndola.

      Salud, y enhorabuena por el blog, Laeticia.

  3. walter dijo:

    Francamente, como profe de español en Francia, no en parece orgulloso ni mucho menos y suele pasar lo mismo con alumnos principiantes o de nivel intermedio en las clases y nos reímos juntos.
    El bilingüismo es realmente difícil. Sobre todo a las 3 de la mañana y con un par de cañas encima. O antes del café de la mañana.
    Repito la propuesta de la publicación con finde lingüísticos y/o pedagógicos. Mientras el corpus sea importante, puede ser el comienzo de una verdadera investigación sobre falsos amigos, traducciones erróneas o lo que algún doctorando busque trabajar. Aunque intuyo que ya hay cosillas interesantes en este aspecto, el lenguaje es infinito.
    Saludos Laetitia!

    • Laeticia Abihssira dijo:

      Muchas gracias por tu comentario, Walter. La idea de la publicación me encanta, creo que es algo que todo docente se ha planteado alguna vez. Para mi doctorado estoy trabajando en otro tema, pero sí que sería interesante investigar en este ámbito. 🙂

      ¡Saludos!

      Laeticia

  4. Elena dijo:

    ¡Hola, Laeticia!

    Otra entrada buenísima, como ya nos tenés acostumbrados 🙂 Y con ésta, inevitablemente,¡¡me morí de risa!! Sin embargo, también creo haber captado perfectamente que con este artículo no quisiste burlarte de nadie, ni mucho menos mostrarte “supuestamente” soberbia porque sos bilingüe. Creo que es una manera también de recordarle al alumno que debe tomar consciencia que está estudiando otra lengua distinta a la suya, la cual implica también otra manera de ver el mundo. Aunque, como en el caso del francés y el español, vengan de una misma lengua madre (me refiero obviamente al latín), el alumno debe hacerse la idea que dichas lenguas presentan muchas diferencias y que esa mala costumbre de traducir palabra por palabra (lo que mi profesora de fonética francesa llamaba “frañolear”) puede resultar muy engañosa. Es cierto que es inevitable que nos suceda, de hecho es normal que nuestra lengua materna irrumpa todo el tiempo cuando aprendemos otra…Pero ¡debe dejar de ser algo corriente con el pasar de los años! Teniendo en cuenta que se están formando nada más ni nada menos como futuros traductores profesionales. Bueno,es mi humilde opinión…

    Cariños desde Argentina,

    à très vite!

    Elena 🙂

  5. framboise dijo:

    No sé cómo he aterrizado aquí pero me he reído un rato 😀
    Como francesa que soy y viviendo en España ya dos tercios de mi vida, he trabajado en escuelas de idiomas, casas de Cultura y en mi domicilio dando clases y… he visto y oído tropecientas barbaridades muy graciosas e ingenuas. Me gustan los primeros pasos como de los niños que empiezan a andar: son muy enternecedores 🙂
    Y yo también solté algunas cosas de ésas en castellano 😀 (como decir “Estoy embarazada” en vez de “Je suis embarrassée” :D:D )
    Leer, leer y leer (y de todo) es lo que siempre he practicado y recomendado a mis alumnos. Y si quieres traducir, cuanto más lo hagas, mejor lo haces. 😉
    A mí, me encanta hacerlo para compartir con mis amigos no francófonos textos que me gustan. Sólo por placer y por conservar la agilidad de la(s) neurona(s).
    ¡Enhorabuena a todos por contribuir en derribar murallas!
    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s