Awesome. Also awesome.

Soy licenciada en Traducción e Interpretación (especialidad de francés), y creo que siempre ha existido el mito de «es que los de francés lo tenéis más fácil», al menos en la facultad de la universidad donde yo estudié, y  siempre me he preguntado por qué. Estos días, he estado recogiendo mucha información para un posible proyecto futuro (del que os hablaré más adelante si todo sale bien), y leyendo, me topé con la tesis doctoral de Esther Astorga titulada «Sobre la traducción de textos médicos especializados (francés – español)» (un tema que por cierto, estudié bien a fondo para un proyecto de investigación, aunque me centré exclusivamente en la enfermedad coronaria de la mujer), de la que quiero hablar hoy. Buf, qué pereza leerse una tesis, ¿no? Está claro que cuanto más leamos, más sabremos. ¿Y qué mejor que una tesis doctoral, fruto de años de trabajo y de investigación, para aprender algo nuevo, y probablemente conclusiones innovadoras en el sector estudiado? En fin, si no lo habéis hecho ya, os lo aconsejo fervientemente, o al menos, os animo a que leáis las conclusiones, que es lo que nos interesa saber. Al grano: en su tesis, Esther saca conclusiones interesantes, pero hoy quiero compartir con vosotros la síntesis de su tesis, que me ha parecido de especial interés (el párrafo que viene a continuación es una cita directa).

1. Por regla general, los sistemas internacionales de normalización terminológica funcionan de igual forma para la combinación francés- español e inglés-español. 2. Los sistemas internacionales de pesos, medidas y unidades no constituyen una dificultad para los traductores de textos médicos de francés a español. es relevante este tema, sin embargo, para el traductor de inglés a español, que siempre ha de tener a mano una tabla de conversión de pesos, medidas y unidades (de inglés a español) en su trabajo de traducción. 3.Especial relevancia adquieren para el traductor de textos médicos de francés a español los préstamos. La condición de lingua franca de la Medicina del francés y el alemán durante el pasado siglo XX y del inglés durante buena parte de la segunda mitad del siglo XX y lo que va de este siglo XXI, hace que en español existan préstamos de estas tres lenguas (y muchos de ellos estén consolidados en su acepción original) dentro del discurso biosanitario. 4. En cuanto a los epónimos, su uso tiene mucho más que ver con razones extracientíficas que con razones científicas. Los descubridores de un fenómeno, proceso o técnica, tienden a poner rápidamente un nombre a esa nueva realidad. No obstante, en más de una ocasión, se produce un descubrimiento en varias partes del mundo al mismo tiempo, o por parte de distintos investigadores, por lo que la polémica está servida. Se proponen varias denominaciones para describir una misma realidad y cada comunidad científica adopta aquella o aquellas que les parecen más oportunas. De nuevo, el traductor habrá de estar atento a las denominaciones más usuales en la cultura meta hacia la que traduce para encontrar una solución adecuada a la traducción del epónimo en cuestión. 5. Con las siglas ocurre algo similar a lo expuesto para los epónimos. 6. Los calcos, los falsos amigos y la percepción distinta de la realidad que, en muchos casos los explica o sustenta, constituyen una de las dificultades más relevantes de la traducción de textos médicos de francés a español. También son relevantes dentro del par de lenguas inglés-español, pero en menor medida. Sin embargo, estos problemas no son exclusivos de la traducción de textos médicos especializados, sino, como muchos autores apuntan, característicos de la traducción dentro de la combinación lingüística francés-español. 7. En cuanto a las demás categorías de análisis (de tipo lingüístico y estilístico), de nuevo resulta relevante destacarlas como definitorias de las dificultades de traducción de textos médicos, de francés a español, pero no exclusivas de este ámbito de especialización. Es decir, la mayoría de los casos aquí estudiados, extraídos de un corpus especializado de textos médicos (francés-español), podrían extraerse de un corpus de textos generales o especializados de otros ámbitos científico-técnicos. Por tanto, sin dejar de constituir una preocupación mayor para el traductor de textos médicos, no son dificultades que única y exclusivamente se encuentren en la traducción, de francés a español, de este tipo de textos. 7.En resumen, esta caracterización y/o catalogación de dificultades de la traducción de textos médicos especializados (del francés al español) nos lleva a afirmar que, con respecto a la traducción de textos médicos especializados (del inglés al español), más que existir una diferencia cualitativa de dificultades (salvo honrosas excepciones) existe una diferencia de grado de importancia relativa de las dificultades. Es decir, en unos casos destacan algunas categorías de análisis dentro de la combinación lingüística francés-español y en otros ocurre a la inversa.

Así que… ¿es más fácil la combinación FR <> ES que la EN <> ES? Creo que Esther lo ha dejado muy claro. El otro día vi en las redes sociales la siguiente imagen que describe bastante bien lo que vengo diciendo: 431868_10152441969897195_756733001_n

Anuncios

9 comentarios en “Awesome. Also awesome.

  1. devadiprivero dijo:

    Hola:

    Buena entrada sobre una discusión/un debate (depende de lo enérgico del asunto) que surge muchas veces, pero que apenas tiene respuesta científica, digamos matemática.

    ¿Y las traducciones del alemán? 😀 ¿Son facilitas? Descomponer palabras como si no hubiera mañana. Descomponer la gramática de igual forma. Las abreviaturas inventadas por el autor del texto (las busques donde las busques no las encuentras), etc.

    Creo que depende, sobre todo, del nivel traducto¿lógico? del traductor, del conocimiento de la lengua original y, lo más importante, del dominio del asunto en concreto.
    Por eso, como bien dices, comparar es bastante difícil (tampoco tiene mucho sentido). Cada uno tiene su nivel (incluso dentro del B2 o el C1, cada uno sabrá unas cosas u otras). Perogrullo. Todo el mundo dirá que traducir del portugués o del italiano al español es fácil porque se parecen. Precisamente por eso también puede tener sus complicaciones. Imagino que habrá falsos amigos por doquier (y otros tantos casos de haber caído en ellos).

    Cada maestrillo tiene su librillo y cada traducción tiene su complicación.

    Nos seguimos por las redes.

    Un saludo,
    Devadip

  2. Itziar Santín dijo:

    Hola, Laeticia:
    Es cierto que existen muchos prejuicios no solo dentro de la traducción, sino de los idiomas en general: cuando digo que sé alemán, la gente me mira como con más respeto porque se considera algo difícil, pero si digo que sé francés la reacción es más de indiferencia, porque se piensa que no tiene mucho misterio aprender esa lengua cuando uno es hablante nativo de español. Sin embargo, los que vamos más allá del “bonjour” y del “je m’appelle” sabemos que alcanzar un buen nivel de francés cuesta por mucho que también venga del latín.
    A mí me resulta fácil entender el francés porque, aunque no hayas visto nunca una palabra, puede ser parecida a su correspondiente en español y puedes deducir su significado. Pero ahí reside también la dificultad, porque se puede caer en la trampa de los falsos amigos y por eso, como con cualquier otro idioma del que vayamos a traducir, es importante tener amplios conocimientos y comprobar lo que pensamos en un diccionario.
    Un saludo y felicidades por tu blog,
    Itziar

  3. Quiroga dijo:

    Laeticia, además de decirte gracias por este excelente artículo, he de comentarte que aquí el prejuicio del “espagnolo très facilo” existe y te lo echan en cara estudiantes, padres y alumnos. Cuando se trata de conjugar verbos en imperfecto de subjuntivo o poner la preposición correcta ya entramos en el pánico-de-tener-un-nativo-delante. Pero vamos que algunos aprecian (al nativo, que no tanto a las dificultades entre estos idiomas).
    Espero no haberme perdido tu entrada donde hablas de ese famoso proyecto…?
    Un cordial saludo para estas fiestas y mucho éxito en 2014.
    Walter.

    • Laeticia Abihssira dijo:

      Gracias a ti, Walter, por tu comentario. Es interesante saber que allí también existe este prejuicio y que no solo lo diga yo, sino otra persona ajena al blog.

      Aún no he escrito nada sobre el proyecto que menciono en la entrada, puesto que aún no está puesto en marcha, pero pronto empezaré a trabajar en ello.

      Que tengas unas muy felices navidades y un feliz año 2014.

      Un abrazo.

      Laeticia

  4. Melzinha dijo:

    Hola Laeticia, estaba buscando sites relacionados a la traducción y encontré tu blog 🙂
    Me gustaría ser una traductora, pero no sé si es mejor hacer una facultad de traducción o letras, y después especializarme en traducción. ¿Qué crees? Gracias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s