Reflexiones sobre un proyecto especial

Estos meses he estado ocupada trabajando en un proyecto que me ha encantado y del que os hablaba en una de las entradas anteriores, llamada El argot y el lenguaje coloquial. En ella, os explicaba un poco en qué iba a consistir el proyecto, lleno de incógnitas en lo que respecta el resultado.

Antes de nada, tengo que agradecerle a Eric Clemente, mi gran amigo y compañero toda la ayuda que me ha aportado, pues es la persona que se ha encargado de maquetar todos los vídeos, y además se ofreció voluntario para salir en uno de los diálogos. Otra de las personas que participaron en el proyecto fue mi hermana, cuya interpretación fue especular.

Captura de pantalla 2013-06-09 a la(s) 22.27.36

Captura de pantalla 2013-06-09 a la(s) 22.26.29

Bueno, y tras esta ronda de agradecimientos, vamos a los resultados del proyecto. Os conté que el objetivo era comprobar si los alumnos eran capaces de mejorar su destrezas orales (tanto la expresión como la producción oral) a partir de un videoblog, y que por la edad (15 años) de los alumnos, había pensando en trabajar el tema del lenguaje coloquial y del argot para motivarlos. Como yo soy de las que piensa que el docente es el primero que debería dar ejemplo, pensé en hacer yo misma los tutoriales y los dos diálogos para que les sirviese de modelo.

Captura de pantalla 2013-06-09 a la(s) 22.23.26

Captura de pantalla 2013-06-09 a la(s) 22.24.02

Captura de pantalla 2013-06-09 a la(s) 22.25.04

Tras un análisis tanto cualitativo como cuantitativo (que me ahorraré en la entrada para que no resulte pesada), he llegado a las siguientes conclusiones:

1. El videoblog favorece la motivación en los alumnos.

2. El videoblog favorece el desarrollo de la comprensión oral y la expresión oral. Ojo, no la garantiza, pero sí que permite su desarrollo.

3. No puedo garantizar que el videoblog sea un recurso didáctica infalible, pero sí que favorece la adquisición del léxico del lenguaje familiar y del argot, por lo tanto, estamos hablando de un recurso virtual didáctico útil en la enseñanza de una lengua extranjera.

4. Los alumnos han sido capaces de escribir (crear) un diálogo y de representarlo (no he colgado todos los vídeos, pero sí es cierto que, aunque no todos, la mayoría lee su diálogo en vez de representarlo) oralmente, lo cual demuestra que el videoblog ha ayudado a que el alumno sea más autónomo en sus destrezas orales, y que ha reforzado su competencia comunicativa, ya que eran capaces de comunicarse en un registro que desconocían hasta la fecha.

Estas líneas son la versión objetiva y oficial que reflejan los datos.

Ahora viene la versión extraoficial. Este proyecto se llevó a cabo con relativo poco tiempo, y estos resultados no son ni mucho menos definitivos, ya que solo tuve 6 horas para trabajarlo con ellos; y todos sabréis que la adquisición de muchos de los aspectos lingüísticos no se consigue en solo 6 horas.

He comprobado que esta herramienta es muy útil para los alumnos y que comporta numerosas ventajas frente a los pocos inconvenientes desde la perspectiva del alumnado. Hasta aquí, genial. El problema viene cuando me paro a pensar en todas las dificultades que me he encontrado a lo largo de este proyecto, y de las que he logrado sobreponerme. No hablo de los alumnos, sino de las propias instalaciones del centro. Tuve la mala suerte de que, a pesar de que todas las aulas del centro estuviesen equipadas de medios tecnológicos (por llamarlos de alguna manera), la mía no tenía absolutamente NADA. Total, que tuve que arreglármelas con el resto de profesores para poder reservar aulas de informática (y que no coincidiera con las horas de los demás docentes). Una vez conseguido el objetivo, resulta que el primer día, los vídeos no se podían ver en el ordenador (mientras que 10 minutos antes sí que funcionaba). Menos mal que no se me da mal improvisar. Y así podría seguir.

En fin, con todo, ha sido una experiencia muy enriquecedora en todos los aspectos (tanto para mí, como para los alumnos, e incluso para los profesores que llevan una vida en la profesión, lo cual me sorprendió muy gratamente) y estoy muy satisfecha de mi labor con los alumnos a pesar de las dificultades. Dicen que lo que no te mata te hace más fuerte, y parece que así fue. Repetiría sin dudarlo dos veces, porque he hablado de dificultades, pero el calor y el cariño que aportan los alumnos es difícil de describir con palabras. Quizá fui un poco dura con ellos. Quería que aprendiesen. Tenían que aprender. Y no para mi proyecto (que ya era lo de menos) sino porque tienen que ver que aprender puede ser divertido, y porque deben darse cuenta antes o después que no todos tienen la misma suerte de poder ir al instituto y de poder aprender. Me quedé especialmente contenta con el trabajo de un alumno catalogado como el peor de la clase, un chico que no mostraba interés por nada y menos por el francés. La última semana, este chico  participaba en clase, levantaba la mano, contestaba cuando los demás estaban callados, y cuando hablaba, se esforzaba por hacerlo bien a pesar de sus carencias. He hablado de este alumno como podría haberlo hecho de cualquier otro, pues todos tienen su historia. He de decir que era una de las clases más «problemáticas» que tenía, pero supe ganarme su respeto (o eso creo) y los recuerdo a todos (sin excepción) con mucho cariño.

Como regalo y broche de oro a esta bonita experiencia, que era más que un experimento, os dejo un vídeo con el making-of de los vídeos que grabamos para los alumnos. Desde luego, no podemos decir que lo pasáramos mal. En clase también hicimos varias tomas falsas (que salieron solas), pero no puedo publicar ni imágenes ni vídeos de los alumnos fuera del videoblog, por lo que si queréis echarle un vistazo a los diálogos, lo podéis hacer pinchando aquí. Sí, fue una experiencia bonita, pero más que bonita, fue especial.

Anuncios

9 comentarios en “Reflexiones sobre un proyecto especial

  1. Elena Nevado dijo:

    Enhorabuena, Laeticia 🙂 Me encanta la gente que le pone ganas e ilusión a lo que le gusta y que siempre encuentra la motivación a pesar de los inconvenientes.

    Por cierto, qué envidia tu acento francés 😉

  2. Rafael López Sánchez dijo:

    Vaya risas me he echado con vuestras tomas falsas, y eso que mi francés está de capa caída, pero me parto igual. La verdad es que da gusto ver lo bien que os lo habéis pasado grabando. Supongo que esa habrá sido una de las claves del éxito. ¡Mi más sincera enhorabuena! 🙂

    • Laeticia Abihssira dijo:

      ¡Hola, Rafa!

      Muchísimas gracias. 🙂 La verdad es que nos lo pasamos pipa y me vuelvo a reír cada vez que veo este vídeo. Ya sabes (por tus proyectos también, que, por cierto, sigo muy de cerca) que la clave del éxito de cada proyecto es la ilusión y el trabajo que hay detrás, y si encima disfrutas con lo que haces, mejor que mejor.

      Un fuerte abrazo.

      Laeticia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s