¿Cargo público o carga pública?

Queridos lectores:

Os copio una carta que probablemente hayáis leído por la difusión que se le ha dado, pero que yo desconocía hasta hoy, que ha sido cuando me ha llegado al correo electrónico. Me parece que este tipo de documentos deberían tener la máxima difusión posible. Se trata de una carta  de una profesora de un instituto público a la que no le falta razón. Espero que la disfrutéis y que la difundáis, si es que no lo habéis hecho ya.

Yo no soy víctima de la Ley Nacional de Educación. Tengo 60 años y he tenido la suerte de estudiar bajo unos planes educativos buenos, en los que primaban el esfuerzo y la formación de los alumnos por encima de las estadísticas de aprobados y de la propaganda política. En jardín (así se llamaba entonces lo que hoy es “educación infantil”, mire usted) empecé a estudiar con una cartilla que todavía recuerdo perfectamente: la A de “araña”, la E de “elefante”, la I de “iglesia” la O de “ojo” y la U de “uña”.

Luego, cuando eras un poco mayor, llegaba “Semillitas”, un librito con poco más de 100 páginas y un montón de lecturas, no como ahora, que pagas por tres tomos llenos de dibujos que apenas traen texto. Eso sí, en el Semillitas, no había que colorear ninguna página, que para eso teníamos cuadernos.

En primaria estudiábamos lengua, matemáticas, ciencias, no teníamos educación física. En 6º de primaria, si en un examen tenías una falta de ortografía del tipo de “b” en vez de v” o cinco faltas de acentos, te bajaban y bien bajada la nota.

En bachillerato, estudié Historia de España, latín, literatura y filosofía.Leí El Quijote y el Lazarillo de Tormes; leí a Jorge Manrique, a Garcilaso, a Góngora, a Lope de Vega y a Espronceda.

Pero sobre todo, aprendí a hablar y a escribir con corrección. Aprendí a amar nuestra lengua, nuestra historia y nuestra cultura.

En castellano, existen los participios activos como derivado de los tiempos verbales. El participio activo del verbo atacar es “atacante”; el de salir es “saliente”; el de cantar es “cantante” y el de existir, “existente”.

¿Cuál es el del verbo ser? Es “ente”, que significa “el que tiene identidad”, en definitiva “el que es”. Por ello, cuando queremos nombrar a la persona que denota capacidad de ejercer la acción que expresa el verbo, se añade a este la terminación “ente”.

Así, al que preside, se le llama “presidente” y nunca “presidenta”, independientemente del género (masculino o femenino) del que realiza la acción. De manera análoga, se dice “capilla ardiente”, no “ardienta”; se dice “estudiante”, no “estudianta”; se dice “independiente” y no “independienta”; “paciente”, no “pacienta”; “dirigente”, no dirigenta”; “residente”, no “residenta”.

Y ahora, la pregunta: nuestros políticos y muchos periodistas (hombres y mujeres, que los hombres que ejercen el periodismo no son “periodistos”), ¿hacen mal uso de la lengua por motivos ideológicos o por ignorancia de la gramática de la lengua española? Creo que por las dos razones. Es más, creo que la ignorancia les lleva a aplicar patrones ideológicos y la misma aplicación automática de esos patrones ideológicos los hace más ignorantes (a ellos y a sus seguidores).

Lamento haber aguado la fiesta a un grupo de hombres que se habían asociado en defensa del género y que habían firmado un manifiesto.Algunos de los firmantes eran: el dentisto, el poeto, el sindicalisto, el pediatro, el pianisto, el golfisto, el arreglisto, el funambulisto, el proyectisto, el turisto, el contratisto, el paisajisto, el taxisto, el policío, el periodisto, el taxidermisto, el telefonisto, el masajisto, el gasisto, el trompetisto, el violinisto, el maquinisto, el electricisto, el oculisto y ¡el machisto!

1331658282_973510_1333646158_noticia_normal

Porque no es lo mismo tener un cargo público que ser una carga pública.

Anuncios

14 comentarios en “¿Cargo público o carga pública?

  1. curribarcelo dijo:

    Sí, sin embargo, bien que dirá «asistenta» para referirse a «la que asiste en las tareas de la casa», en vez de «asistente». Ante todo, en la lengua hay que ser coherente, y si para algunas palabras hacemos la excepción feminizarlas porque, por dios, un hombre jamás podrá ser una asistenta del hogar, entonces, coherentemente, también hay que hacerlo con el resto de ellas, es decir, con presidenta y las derivadas de participios activos, como bien dice.

    Sin embargo, el caso de participio activo no es el caso de dentista, ni de abogado, ni de golfista. Ni de muchas de las que ha puesto en el último párrafo de ejemplos. así pues, no vale utilizar una norma específica para justificar la no femenización de sustantivos correctamente creados en femenino como sería abogada, médica o enfermera (que, por lo tanto, son tan correctos como abogado, médico y enfermero).

  2. Pablo Bouvier dijo:

    Creo que se están mezclando peras con manzanas. Entiendo que lo que pone como ejemplo son los derivados de los participios activos,

    Cuando habla de quien firma, no obstante, no está hablando de lo mismo, ya que muchos no se derivan de verbos. Y, por ejemplo, en el caso del verbo contratar sería muy probablemente erróneo: el participio activo de contratar sería en todo caso contratante, no contratista, digo yo…

    • Laeticia Abihssira dijo:

      Yo entiendo que lo que ha escrito esta mujer, lo ha hecho utilizando hipérboles (como dices tú, mezclando el tocino con la velocidad) para explicar una situación que estamos viviendo, y que me parece, cuanto menos, absurda. Gracias por comentar, Pablo. 🙂

    • Laeticia Abihssira dijo:

      Esta mujer no ha dicho que en la educación no había propaganda política, sino que en sus planes educativos, primaban el esfuerzo y la formación de los alumnos por encima de las estadísticas de aprobados y de la propaganda política, que es bien distinto. Es obvio que cualquier plan de estudios tiene una carga ideológica detrás.

  3. aiueo dijo:

    Yo no la conocía y me ha gustado mucho.

    No veo problema alguno en que hable primero de -entes, y después de -istas. Supongo que lo hace como contraposición. Es decir, dudo que algún dentista masculino se haya sentido alguna vez ofendido y haya exigido que lo llamen «dentisto». Entonces, ¿por qué una mujer habría de sentirse ofendida si la llaman «presidente»?

    En cualquier caso, el mensaje está claro: el lenguaje está por encima de la política, y no nos gusta que lo intentéis cambiar a la fuerza.

    Saludos.

  4. Asha dijo:

    Lo leí hace años y me sigue pareciendo la misma chorrada. Gente que se opone a que una lengua esté viva y sus hablantes la cambien como quieran. Gente que se cree que su juventud llegó a la perfección máxima y nada de lo que había antes o después estará jamás a la altura. Dinosaurios, más que gente.

    Pues aunque al escritor de esta carta le duela en el alma que ahora la educación haya cambiado; que los niños no tengan que estar separados por sexos; las niñas aprendan el Manual de la buena esposa en clase; que los profesores maltraten a los alumnos por no saberse una resta, hablar en una lengua que no fuese el español o porque les apetecía; que se considere el hacer deporte algo saludable; que enseñen la teoría de la evolución en lugar de la grandeza de Dios y El Caudillo; ha cambiado.

    Y aunque le duela en el alma que ya no hablemos como en ese pequeño lapso de tiempo de su juventud que considera la perfección absoluta, una lengua está viva y sus hablantes la cambian. Y si un grupo de hablantes se pone de acuerdo en que el término presidenta les parece correcto, ¿quién es un dinosaurio para decir que no, que nadie puede usar ese término porque no le gusta?

    Élite pasó del francés al español, y la hicimos esdrújula porque creíamos que la tilde francesa era igual que la española. ¿También se opone a su uso?
    Parvulitos es el diminutivo de una palabra latina en su versión diminutiva, lo cual es absurdo. ¿También se opone a su uso?

    Y así podríamos nombrar miles de casos. Pero la lengua es nuestra, y somos nosotros en conjunto los que decidimos lo que hacer con ella. Les pese a los dinosaurios lo que les pese.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s