Cultura general: ¿os hace una de Trivial?

«¡Para ser un buen intérprete o un buen traductor hay que tener una buena cultura general (entre otras muchas cosas)!» ¡Cuántas veces habré escuchado y leído esta frase! Millones.

Pero, a ver: ¿qué se entiende por cultura general? trivial

Es el cúmulo de saberes que disponemos sobre temas variados, de conocimientos que adquirimos a lo largo de nuestra vida, ya sea por estudio o por experiencia, que nos permiten desarrollar nuestro criterio y poder defenderlo en conversaciones (yo no sé vosotros, pero estar hablando de un tema especializado, como por ejemplo, de la enfermedad coronaria de la mujer, con los propios especialistas en la materia, me sube bastante la moral. 😀 ).

Hasta ahí, todo bien. Pero, ¿y en lo que al vocabulario se refiere (y ésta es la curiosidad del día)?

Pues mirad: Se estima que una persona con una cultura general bastante amplia, tiene archivadas en la memoria unas 30.000 palabras. Así, a primera vista, a lo mejor este dato no os sugiere nada, pero ¿si os digo que lo normal es conocer alrededor de unas 3.000 palabras (vocabulario de uso cotidiano, así que, obviamente, variará en función de las personas), de las que sólo el 50% (1.500 palabras) forman parte del vocabulario básico de cada lengua, cómo os quedáis? Pues eso, parece que aún nos queda un largo camino por recorrer.

La pregunta es: ¿cómo podemos alcanzar (o al menos, aproximarnos, y, por qué no, sobrepasar) esta cifra?

Es la típica respuesta que nos daban los profesores de interpretación en la carrera, y no tiene mucho misterio:

Leer: periódicos, revistas de todo tipo (especializadas y no especializadas), libros, enciclopedias, diccionarios (y sé que más de uno lo ha hecho), etc.

Escuchar las noticias, ya sea por la radio, por la televisión o por internet, a través de los canales 24h.

ignoranteInvestigar por nuestra cuenta sobre temas que nos parezcan interesantes.

– Escribir nombres o conceptos nuevos o que nos puedan parecer curiosos e intentar recordarlos.

– Recordar conceptos estudiados, hacer una lista de ellos y luego comprobarlos.

– Jugar al Scrabble, al Trivial (últimamente, me ha dado por jugar a éste último, y es una forma genial de adquirir vocabulario y conceptos, y de repasarlos) o a cualquier tipo de juego cultural, porque por lo general, por mucho que sepamos, siempre habrá alguien que sabrá más que nosotros y del que podremos aprender.

Seguro que me dejo más de una en el tintero, pero para eso estáis vosotros en la zona de los comentarios. ¡Os espero!

Y ya sabéis, ¡a ampliar vuestra cultura general (estas fechas tan familiares, son el momento ideal para ponerla a prueba con uno de estos juegos)! 😉

Lo que sabemos es muy poca cosa,

pero lo que ignoramos es inmenso.

Anuncios