Currículum: ver para creer (y para aprender)

Hoy quiero compartir esta entrada hablándoos de un tema que tengo en mente desde hace ya unas semanas, y del que, aunque ya he visto tratado en algún que otro blog, quiero comentaros mi experiencia: el CURRÍCULUM VÍTAE.
Ante todo quiero recordar que un CV es una presentación escueta, por lo que hay que dar la mejor imagen de uno mismo.
Hace unos meses que me leo muchos currículos a diario, y, para bien o para mal, he visto de todo. Y cuando digo de todo, es que es… DE TODO. Os voy a ilustrar esta afirmación con unos ejemplos (no los puedo poner todos porque de lo contrario, no acabaría nunca) que no creo que olvidaréis (al menos yo) fácilmente:
  •  Faltas de ortografía: Sí sí… ¡como leéis! Y os preguntaréis: ¿Cómo se puede escribir un currículum con faltas? Pues eso mismo me pregunto yo. Puedo entender que no lo hayas escrito en tu lengua materna, pero como he dicho antes, se trata de una presentación de ti mismo, y debe ser impecable. De lo contrario, darás una impresión bastante desfavorable que te será de poca ayuda. Como leí hace poco, el peor enemigo de uno mismo es precisamente uno mismo, y he aquí el primer ejemplo.

  • Palabras inventadas: Otra joya que leo muy a menudo. La perla que os voy a comentar es la de «madrelengua» («traducción» del italiano madrelingua), escrita por traductores (al menos eso decían en su currículo) italianos, vocablo inexistente en español para referirse a su lengua materna. He de decir que me he encontrado MUY A MENUDO esta palabra. Una vez más, por favor, ante la duda, ¡consultad el diccionario, que para eso está y lleva poco tiempo!
  • Currículum de 19 páginas: Habéis leído bien, 19 PÁGINAS. Podéis imaginaros mi cara cuando empecé a leer y vi que el documento no tenía fin. Como ya he dicho al principio, el currículo tiene que ser una presentación clara, concisa y escueta de vuestro perfil profesional. Y nada más. Puede que ocupe 2 páginas, incluso 3, pero ¿19? Eso no hay quien se lo lea, sobre todo para el departamento de Recursos Humanos, que se pasa el día leyendo currículos.
  • Datos demasiado personales: Como acabo de decir, el currículum es una presentación PROFESIONAL de vosotros mismos, y no personal. Os pongo dos ejemplos que me chocaron muchísimo (reconozco que uno más que otro, y ahora veréis por qué):

  • «Estado civil: Casado y con 3 hijas»: Vamos a ver, a la persona que te tenga que seleccionar, NO le importa cuántos hijos o hijas tengas o dejes de tener. Te seleccionará basándose en tu formación académica y experiencia profesional.

  • «Estado civil: Soltero (Y SIN COMPROMISO)»: Yo creo que sobra cualquier comentario que pueda hacer al respecto. Simplemente os diré que se trata de un caso REAL. Añado que este candidato envió el mismo documento 4 veces.

  • Atribuirse lenguas que no se dominan: He visto muchísimos casos en los que el candidato escribe en el título del correo electrónico «traductor del francés, inglés, alemán, italiano, sueco y danés (por poner un ejemplo) al español». Abro el correo, abro el archivo para leer el currículo, y en el apartado de nivel de idiomas veo:
  • nivel de inglés: C2
  • nivel de francés: C1
  • nivel de italiano: B2 escrito pero C2 comprensión oral (claro, es que todo el mundo entiende italiano, si es igual que el español, pero poniendo el sufijo -i, ¿no? ¡PUES NO!)
  • nivel de alemán: B2
  • nivel de sueco: B1
  • nivel de danés: A2
Total: ¿Cuántas lenguas de trabajo me había escrito que eran en un principio y cuántas son realmente? Ni la mitad. Por supuesto que se debe poner cualquier conocimiento que se tenga sobre otras lenguas, pero desde luego, ¡no pongas que son tus lenguas de trabajo si no lo son! Da muy mala imagen y sobre todo queda muy poco profesional.

  •  Foto en la que la cara no se ve: La foto es recomendable pero no obligatoria en el currículum (a menos que se pida expresamente para un puesto en concreto), pero desde luego, si la pones, por favor, ¡que se vea la cara! No hace falta poner una foto donde se vea un pelo «a lo Pantene Pro-V» para que luego no se te vea. Quita mucha credibilidad.
Así que nada, estas son las pequeñas joyas de mi día a día que quería compartir con todos vosotros. La mayoría de los casos parecen chistes, pero puedo asegurar que no lo son. En cualquier caso, espero que le haya servido a alguien para aprender algo más, o para pasar un buen rato. 🙂
Anuncios

26 comentarios en “Currículum: ver para creer (y para aprender)

  1. Irene dijo:

    Dios…Se ven cada cosas…yo estuve 3 meses básicamente viendo CVs de traductores y me encontré también de todo. Entre los CV de franceses y belgas predomina eso de poner demasiados datos personales (Yo he llegado a leer de una señora "Casada con el agricultor Monsier Bablabla, con 2 hijos, XX y XX nacidos en 1990 y 1993", hasta fotos horrorosísimas, como la de un Sr holandés sin titulación (la formación que tenía era de cursos de música, profesor de música, clases particulares y cosas por el estilo, pero que, sorprendentemente, lleva 15 años como traductor cobrando, ¡atención! 14 cts/pal!!). Este señor tiene una página web verde fosforito con estrellitas en la que aparece junto a su mujer, sus hijos y sus perros tocando la trompeta! Podría estar todo el día citando "curiosidades". ¡Muy buena entrada!

  2. Laeticia Lucie Abihssira García dijo:

    ¡Gracias! 🙂 Desde luego, los casos que comentas no se quedan atrás… Me "alegra" saber que no soy la única que se encuentra con situaciones parecidas. Espero que con entradas como ésta, la gente se vaya concienciando de que el CV tiene que ser un documento serio, y no jauja.

  3. María Tatay Sanzsegundo dijo:

    Cuando acudo a algún seminario sobre redacción de currículums y nos cuentan cosas como las que has puesto, me pregunto a mí misma:¿Todavía hay gente que haga cosas así? Pero aún me parece más grave en nuestra profesión… ¿Un CV de un traductor con faltas de ortografía? ¿Pero qué clase de servicios ofrecerá esta persona si la contrato? Es como si un informático redactara su currículum en word y para centrar el texto utilizara la barra espaciadora (¡¡Se han visto casos!!)Concluyo ya que me voy por las ramas, me parece perfecto que todavía haya gente que dé buenos consejos sobre cómo redactar un currículum, ¡ánimos!

  4. Bárbara Deluchi dijo:

    Woops, no sé qué ha pasado, copio y pego:Me sorprende que a pesar de la gran cantidad de avances que se han conseguido en cuanto a comodidad (es decir, el corrector de Word), ¡siga habiendo faltas de ortografía! Y me choca más que vengan de un traductor… Recuerdo que en primero de carrera teníamos una asignatura de Español en la que si se cometía una única falta ortográfica se suspendía el examen/trabajo.En cuanto a lo de la excesiva información personal, la única razón que se me ocurre es que a veces antes te pedían que pusieses en el CV si tenías hijos o estabas casado/a para pensárselo dos veces antes de contratarte. Temas de bajas por maternidad y demás… Aunque eso ahora no se solicite, recuerdo que cuando estuve de Erasmus en Bruselas y buscaba trabajo me pedían que incluyese el estado civil…¡Muy buena entrada! Me he reído mucho con los casos que has mencionado :). Espero que esos traductores se den por aludidos…

  5. Merche G.Ll. dijo:

    Ay cómo me he reído con la foto de Pantene. Bueno, ahora en serio. Tienes toda la razón, y es increíble que aún la gente pueda presentar un CV de 19 páginas (o 4, vamos) y quedarse tan pancho. Otro punto que yo añadiría a tu ya de por sí completa lista es que el diseño importa y mucho, no es solo el qué sino el cómo. Un estilo que facilite la lectura (la letra debe ser del tamaño adecuado, no por hacerla más pequeña, meter más datos, y conseguir aunarlo todo en una hoja va a ser positivo, claro) e incluso añadir formas y colores (sin pasarse, algunos CV parecen un cómic y eso resta seriedad por muchos títulos que tengas).¡Un saludo!

  6. Laeticia Lucie Abihssira García dijo:

    Nosotros también tuvimos asignaturas en las que con una falta ya estabas suspenso… No sé de dónde se habrán formado estos traductores.Puede ser que fuera por lo que me comentas, pero desde luego el "soltero (y sin compromiso)" estaba fuera de lugar.Me alegro mucho de que te haya gustado la entrada 🙂

  7. Laeticia Lucie Abihssira García dijo:

    Me alegro de que te hayas reído, también era el objetivo de la foto ;-)Tienes toda la razón, olvidé comentar este punto, que también es muy importante. He visto algunos que te quitaban las ganas de leer, y la presentación es otro tema crucial. ¡Gracias por tu aportación! :-)¡Un saludo!

  8. Lola Campaña Portero dijo:

    ¡Enhorabuena! Es una entrada muy interesante. En lo de la foto llevas toda la razón, la gente también comete el error de incluir una foto de hace varios años…., por lo tanto, si te llaman para hacer una entrevista van a dudar de ti al ver la foto de tu primera comunión. En el apartado de idiomas también he visto cada cosa del tipo «Español: Bilingue» de una persona española…
    ¡Un saludo!

      • Lola Campaña dijo:

        Sí, sobre todo por lo de «bilingue», que debe ser más que bilingüe. Las faltas de ortografía aparecían de forma constante, pero lo más sorprendente —por no decir triste— es que los CV eran de personas que habían obtenido una licenciatura.

        Un saludo.

  9. Elena dijo:

    La verdad es que un currículum de un traductor con faltas de ortografía es muy fuerte jaja Yo he leído CVs de traductores y de profesores de idiomas en los que ponían que habían trabajado de camarero en la feria de su pueblo y cosas así… Hay que adaptar el CV según el puesto que solicites, e incluso siendo el mismo puesto a veces hay que cambiarlo según la empresa. Es un rollo pero es más efectivo (creo yo). Por otro lado, comentar dos cosas que a mí me resultan curiosas: en empresas de Reino Unido y de Estados Unidos, cuando tienen un formulario estándar para solicitar trabajo, a veces preguntan la raza, y a mí esto siempre me ha parecido muy racista, pero se ve que a ellos no :S Y, por otro lado, en el Reino Unido no es conveniente poner una foto en el CV, de hecho puede estar incluso mal visto (al menos cuando yo vivía allí hace casi 6 años).
    P.D.: porfaplis, es un poco molesto cuando se dice que el italiano lo entiende todo el mundo, porque NO es así, y desde luego no a un nivel C2 :S Obviamente un español va a entender algunas cosas sueltas de italiano, pero ni por asomo va a ser capaz de entender una conversación sencilla entre dos italianos, ya no digo al 100%, es que ni al 50%… Hay personas que llevamos muchos años estudiando este idioma que tan infravalorado parece siempre (y que tan difícil es de perfeccionar para los españoles precisamente por su semejanza con el español) 😦
    ¡Un saludo! 🙂

    (Y perdón por comentar meses después jaja)

    • Traducir es descubrir dijo:

      Ya lo creo que es fuerte, es como si ves el CV de un profesor de lengua española con faltas.

      También estaba al corriente del tema de la foto en UK y en EE.UU., aunque no lo haya mencionado, ¡gracias por hacerlo tú! 🙂

      Evidentemente, el comentario del italiano ha sido cosecha propia, porque era lo que incitaban a pensar los candidatos al marcar niveles distintos en lo que concierne la comprensión oral y la producción escrita. Para que veas, hay gente con mucha cara, y yo con este tipo de personas, ¡no paso ni una! 😉

      Abrazos,

      Laeticia

  10. Sofía dijo:

    Muy buenos los puntos. Yo agregaría a la lista elegir una fuente y un color agradables a la vista. Hace poco vi un CV de 8 páginas escrito en Comic Sans color azul eléctrico… Mi primera impresión fue que era infantil y muy desordenado. ¡Y el color hacía la lectura muy difícil! Lo abandoné a la primera página :/.

    Cariños y gracias por compartir ;).

  11. Adrián Sánchez (@adrisanchezTRAD) dijo:

    ¡Hola! Me parece muy interesante la publicación, pero NO estoy de acuerdo en una cosa.
    ¿Por qué crees que en las plantillas de CVs y formularios de solicitud de empleo existe la posibilidad de seleccionar distintos niveles de compresión para un idioma? Lengua X – compresión auditiva – lectura – interacción oral – escritura.

    Será por algo.

    He estudiado alemán tres años, y ya me gustaría a mí tener el mismo nivel en interacción oral que en lectura o escritura. Eso es imposible hasta que llegas a un nivel avanzado, como mínimo.

    ¡Un saludo!

    Adrián

    • Traducir es descubrir dijo:

      Hola, Adrián:

      Muchas gracias por tu comentario. Claro que puede que tengas un nivel de comprensión distinto al nivel de producción, pero que sea tan grande, yo no me lo trago, y más si se trata de tu lengua de trabajo, porque al menos a mí, no me da la sensación se un buen profesional. Otra cosa es que esa lengua la sigas estudiando porque quieres aprender por tu cuenta para integrarla dentro de tu combinación lingüística en un futuro. Vamos, a mí no me daría mucha confianza un traductor PROFESIONAL que tiene un B2 en producción escrita, por mucho que que tenga que traducir desde esa lengua a su lengua materna.
      Como dices tú, de tener el mismo nivel en interacción oral o escrita es imposible hasta haber llegado a un nivel avanzado, pero es que tú como traductor, intérprete o incluso profesor de cualquier idioma, tienes que tener ese nivel avanzado de lengua, si es que vas a trabajar con ella, ¿no?

      Saludos,

      Laeticia

  12. Pablo Bouvier dijo:

    Hola Laeticia (y resto de colegas): si bien es cierto que muchas empresas solicitan currículos y que deben escribirse correctamente, no soy partidario de su envío, si la empresa no nos ofrece un empleo estable. Desde el momento en que enviamos un currículo, estamos admitiendo implícitamente una relación de dependencia con dicha empresa, lo que redunda en el desprestigio de nuestra profesión y en la imposición de tarifas habitualmente bajas.

    Si vamos al súper, ¿quién impone las condiciones económicas? ¿El comprador o el vendedor? Lo digo, porque aún no he visto a nadie en el súper que pretenda del vendedor que le cobre 10 kilos de patatas a 3 euros y pagárselas a 60 días sin intereses. El sector de la traducción es el único que conozco en el que los compradores imponen sus tarifas a los vendedores y eso porque nos comportamos como empleados, en lugar de como lo que somos: emprendedores autónomos (véase la 2ª acepción de autonomía en el DRAE)

    Entiendo que una empresa que nos vaya a contratar para un trabajo necesite saber más sobre nuestras habilidades técnicas y de traducción, pero, para eso están las «ofertas de servicios», los «portafolios de traducciones y grabaciones de muestra» de nuestros trabajos, las «referencias de clientes satisfechos» y, en caso de duda, siempre les quedará Paris, digo las «pruebas de traducción». 🙂

      • Pablo Bouvier dijo:

        Hola Laeti, gracias por responder. Soy consciente de que tú artículo no va por ahí. Quizás sería interesante y, probablemente también bastante innovador en el sector de la traducción, redactar un artículo sobre la correcta realización de una oferta de servicios. 🙂

  13. Rebeca dijo:

    Ais! leyendo todo tipo de CVs, no he podido evitar acordarme de esta entrada y he sentido la necesidad de comentarla.
    Entre otras muchas cosas que me he encontrado, esto es lo que he leido hoy… (atentos a la fecha de nacimiento y luego ya asimilais lo de su paternidad con esa edad) jajajaja:

    Fecha de Nacimiento: 10/12/1074
    Estado civil: Casado y con un niño pequeño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s